El Congreso Internacional de Cofradía sitúa a Málaga en el centro de la religiosidad popular mundial

El IV Congreso Internacional de Hermandades y Cofradía llegó a su fin con la última de las sesiones programas. Unas ponencias, y un lugar de debate, que han servido para situar a la ciudad de Málaga, y su Semana Santa, en el centro de la religiosidad popular mundial.
José Carlos Garín, presidente del comité organizador, destacó la intensidad con la que se han vivido estas tres jornadas, fruto del “importante trabajo” que se venía desarrollando desde hacía tiempo. Del mismo modo, incidió en lo positivo que ha resultado el carácter internacional del foro: “Conoces a personas de otros lugares que viven, sienten y se ilusionan igual que tú”. El “altísimo nivel de las ponencias”, tanto en el plano intelectual como en el pedagógico, ha sido otro de los aspectos a reseñar. Garín incidió de manera especial en la presencia de miembros del Vaticano en este foro: “Hemos constatado que, los aires que se respiran en Roma respecto a las cofradías, son muy similares a los postulados que los cofrades hemos defendido. La presencia de Mons. Fisichella y Mons. Sánchez de Toca nos ha dado una visión de la percepción que tienen de las hermandades y que coincide con la de nuestra Iglesia”.
Paloma Saborido, directora del comité científico, comentó que el objetivo de ese Congreso era crear una mesa internacional de debate sobre la Semana Santa y la religiosidad popular: “Las expectativas eran enormes pero viendo la respuesta de los inscritos y ponentes, creo que hemos cumplido con ellas”. Definió estas jornadas como “una experiencia vital”, concretamente para la Semana Santa: “Personalmente, creo que este Congreso puede ser un punto de partida para que los cofrades nos replanteemos algunas cosas. Podemos debatir sobre cera, flores o pregones, pero también podemos hacerlo sobre el concepto de religiosidad popular y sobre el fondo de lo que representamos. Quizá es esta la formación cofrade que estábamos esperando”, apuntó.
Por su parte, Luis Merino, presidente de la comisión del Centenario, explicó que, durante estos días, Málaga ha acogido a todo el movimiento cofrade del mundo: “Están entusiasmados y desde el Vaticano valoran este hecho como un hito internacional. Hemos traspasado las fronteras. La presencia de ponentes europeos y latinoamericanos nos ha dado una visión muy amplia del movimiento cofrade”. Por último señaló que, a día de hoy, la Semana Santa de Málaga “puede equipararse con las más potentes manifestaciones religiosas que hay en el mundo”.
Pablo Atencia, presidente de la Agrupación de Cofradías, afirmó que se habían cumplido las previsiones: “Tal y cómo esperábamos, Málaga se ha convertido en el centro de la religiosidad popular mundial. El nivel de los ponentes y las mesas redondas ha sido el esperado; se había generado una gran expectación y hemos podido constatar cómo los asistentes han disfrutado mucho estas jornadas”. También se refirió a los representantes de la Iglesiapresentes: “Están sorprendidos de la importancia de la religiosidad popular en Málaga. Creo que esto va a marcar un antes y un después, porque vamos a potenciar más la unión de este fenómeno entre las distintas localidades y regiones del mundo”.
Ofreció la primera conferencia introductora de la jornada Mons. Melchor Sánchez de Toca y Alameda, subsecretario del Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano, titulada “Movimientos de la religiosidad popular”. Detalló un diagnóstico de este fenómeno a día de hoy, detallando una radiografía del sentir general de la población a través de la autoidentificación religiosa. Expuso cómo, desde la Transición, hasta 2021, se había producido una caída en la participación y vida cristiana. El cambio en el modelo de vida, de lo rural a lo urbano, así como otros factores de carácter sociológico, entre otros, ha condicionado este cambio.
Sánchez de Toca y Alameda explicó el problema existente con el ateísmo moderno, “líquido y blando”: “Es más bien una falta de interés. Un ‘apateísmo’, fruto de la indiferencia por la realidad de Dios. Esto es mucho más difícil de tratar que el ateísmo materialista de otros años, con el que era posible establecer un debate”.
Se refirió a la cita believing without belonging (creer sin pertenecer), acuñada por el sociólogo británico Grace Davie en los 90, que describe un aumento en el número de personas que afirman ser espirituales pero no religiosas, dejando atrás organizaciones de este tipo.
Establecido el marco, defendió que la religiosidad popular es “algo que brota de las entrañas de una persona y de una comunidad”: “Todo pueblo tiene derecho a expresar su visión de la trascendencia del mundo a través de expresiones cultuales. La religiosidad popular es la lengua materna de la humanidad”, concluyó.
Durante la primera de las mesas redondas se analizó «La representación de la religiosidad popular en el ámbito internacional». Teresa Eleazar Serrano Espinosa, profesora investigadora titular del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, presentó una ponencia que llevó por título“Las cofradías en México. Especial atención a la Virgen de Guadalupe». Expuso el origen de este icono mariano y el papel de las hermandades en el país desde el siglo XVI hasta el XIX.
Ignazio Buttitta, catedrático de Antropología de la Universidad de Palermo, intervino para hablar de “Las cofradías en Italia. Especial atención a la representación en Sicilia”, exponiendo las diferentes dimensiones, (económicas, cultural, antropológica), que ofrece este fenómeno en la ciudad italiana.
Danilo Zardin, profesor ordinario de la Universidad del Sacro Cuore de Milán y director del departamento de Historia Económica, Social y de Ciencia del Territorio «Mario Romani», proyectó una visión histórica acerca del origen, fundación y expansión por distintos puntos del continente de las «Las confraternidades en centro-Europa».
Finalizó esta primera parte de la sesión Salvador Aguilera López, licenciado en teología litúrgica y licenciado en liturgias orientales y Oficial de la Santa Sede. Intervino para hablar de «La Semana Santa en la Iconografía de la Tradición Bizantina», centrándose en los detalles artísticos de estos iconos para explicar la Pasión de Cristo.
La segunda de las mesas redondas se centró en “La representación de la religiosidad popular en el ámbito nacional”. Daniel Cuesta Gómez, licenciado en Historia del Arte y jesuita, habló de “La representación de la Semana Santa en España.” Juan Márquez Fernández, catedrático de Historia, expuso el papel de “La Virgen del Rocío en la religiosidad popular”.
José Luis Alonso Ponga, profesor titular de Antropología, de la Universidad de Valladolid, se centró en la “La representación de la Semana Santa en Castilla”. Por último participó Mª Victoria Botí, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Cofrades y presidenta de la Asociación de Mujeres Cofrades de Cartagena. Durante su conferencia explicó “La representación de la Semana Santa en Levante”.
Finalmente, se hizo entrega del premio ‘D. Antonio Baena’ a la mejor comunicación del Congreso, así como cinco accésit especiales y el obispo de la Diócesis de Málaga, Jesús Catalá, clausuró el Congreso tras unas palabras de agradecimiento.
Se concede Accésit Especial a las siguientes comunicaciones:
JOSE CARLOS MANCHA CASTRO, por la comunicación “Las Semanas Santas de Andalucía. Religiosidad popular y drama ritual urbano”.
MARIA BELEN CARRERAS MAYA, por la comunicación “El valor de la religiosidad popular: la romería de la Virgesn de los Remedios, expresión de fe del pueblo gitano”.
SALVADOR PEREZ GONZALEZ, por la comunicación “La epidemia de cólera de 1854 y su impacto en la religiosidad popular en Málaga”.
JAIME ALVARADO GOMEZ, “Diagnostico social/educativo de la Semana Santa de Cádiz”.
VARGAS JIMENEZ, DOLORES, “Origen sagrado de la danza. Baile por malagueñas en honor de la Virgen de la Victoria de Málaga”.
Por último, por el riguroso trabajo sobre las hermandades en Cataluña, distinguiendo las de raíz catalana y las de raíz andaluza; por cumplir el objetivo de visibilizar las tres dimensiones del Congreso: la teológica o religiosa, la antropológica o social, y la global; y por realizar un fundamentado análisis poblacional a través de la realidad cofrade, este Comité valora como merecedora del Premio Don Antonio Baena, a la comunicación titulada
“El contexto espinoso para la piedad y la religiosidad popular cofrade en Barcelona. Tiempos convulsos y de transformaciones profundas en la actualidad: una aproximación sociológica”
Autores: Jordi Merino i Noe, Manuel Zamora Negrillo, Héctor López y Xavier Alarcón.