La crónica: La Agrupación de Cofradías inaugura “Un siglo de esplendor”, la exposición patrimonial con motivo de su Centenario

Autoridades, instituciones y cofrades apoyan la efeméride en la apertura de su primera muestra, que permanecerá abierta hasta el día 11 de julio en el Centro Cultural Fundación Unicaja (Palacio Episcopal), de martes a domingo y de 10:30 a 20:00 horas 

Representación de la botánica cofrade “Jardín de la Pasión”.

MÁLAGA, 8 DE ABRIL DE 2021.- La Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga inauguró ayer la primera de sus tres exposiciones previstas con motivo del Centenario. Bajo el título de “Un siglo de esplendor”, se plantea una muestra patrimonial con casi 200 piezas correspondientes a todas las cofradías y hermandades agrupadas de la capital, así como una selección de piezas de la provincia.

El acto inicial, que reunió a una treintena de personas debido a las estrictas limitaciones de espacio y aforo, contaba con la presencia de las autoridades más relevantes del panorama institucional y cofrade de la ciudad.

El obispo de la Diócesis de Málaga, monseñor Jesús Catalá; el presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga; el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel; el director general de la Fundación Unicaja, Sergio del Corral; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañado de las concejalas Teresa Porras, Noelia Losada y Gema del Corral; el diputado de Cultura de la Diputación Provincial, Víctor Manuel González; el vicepresidente de la CEOE y pregonero de la Semana Santa de Málaga, Javier González de Lara; el director general de Patrimonio Histórico y Documental de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Arauz; el presidente de la comisión del Centenario, Luis Merino; y el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia.

INAUGURACIÓN

El acto, conducido por Luis Merino, comenzó con una introducción del presidente de la comisión del Centenario donde puso en valor la relevancia de una exposición que será punto de encuentro de cofrades de toda España y que sirve de impulso para la ciudad en estos momentos. Igualmente, Merino agradecía a todos los organizadores y colaboradores pues juegan un papel crucial para poder desarrollar exposiciones como ésta.

Intervención de Luis Merino, presidente de la Comisión del Centenario.

En primer lugar, tomó la palabra el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, quien hizo hincapié en la dimensión y alcance de esta exposición: “Esto valía verdaderamente la pena. Queda la satisfacción de haber contribuido a su realización”. Del mismo modo, incidió en el título de la exposición “Un siglo de esplendor”: “No solo por el magnífico patrimonio, sino por el esplendor humano y religioso que encierra nuestra Semana Santa”.

Luis Merino, junto al presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel.

Seguidamente, era el turno del presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, Pablo Atencia, que afirmó que “un siglo de esplendor” supone una muestra inequívoca de avance, progreso y positivismo ante el gran reto que es la recuperación de la normalidad, a la vez que agradecía a todas las instituciones su apoyo y colaboración con el Centenario de la Agrupación y acabó con una especial mención al equipo humano que ha llevado a cabo esta exposición.

Pablo Atencia, presidente de la Agrupación de Cofradías, durante su discurso.

El diputado de Cultura de la Diputación Provincial, Víctor Manuel González, subía al atril y agradecía especialmente a la Agrupación de Cofradías y a su comisión del Centenario que esta exposición cuente con una sala dedicada íntegramente a la provincia, lo que aumenta el interés cultural del conjunto a la vez que pone de relieve el importante patrimonio que atesoran los municipios malagueños en el ámbito del arte religioso y cofrade.

Momento de la disertación de Víctor González, diputado de Cultura de la Diputación Provincial de Málaga.

El director de Patrimonio de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Arauz, felicitó a la Agrupación de Cofradías por “la celebración del Centenario en la que se encuentra inmersa”. “Las cofradías están desarrollando una increíble labor social, callada y cuidada, que está funcionando como tabla de salvación para muchas familias. Pero además, desempeñáis la labor de conservación de un patrimonio de la Iglesia y de las hermandades que se pone al servicio de todos para el disfrute”.

Miguel Ángel Arauz, director de Patrimonio de la Junta de Andalucía. 
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco.

Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco y principal colaborador del Centenario de la Agrupación de Cofradías, tomaba la palabra y destacaba que la exposición es una actuación cultural de primer orden que propone un recorrido por el siglo de existencia de esta Agrupación, que, a través de una espléndida diversidad alegórica y temática, pone en valor el pasado histórico y el presente del arte religioso provincial, como elemento de preservación de la tradición y la cultura popular.

Concluía Azuaga afirmando que es un orgullo ser partícipe de esta iniciativa, que, estamos seguros, actuará como dinamizadora de la imagen de Málaga, acentuando su condición de ciudad de la cultura, y marcará un hito en la difusión del conocimiento del arte sacro y de la historia de la Semana Santa de nuestra ciudad y nuestra provincia.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, comenzó su intervención haciendo un repaso histórico del devenir de las cofradías en el último siglo, destacando su capacidad por volver a resurgir después de haberlo pedido todo en la década de los años 30. Del mismo modo, incidió en los nombres propios de cofrades, bordadores, tallistas, artistas y artesanos en general, cuyas piezas y trabajos se pueden observar en esta exposición. Incidió en que los valores humanos y sociales de las cofradías se pueden ver reflejados en esta muestra. Agradeció a los “cofrades y compañeros de patrocinio, por haber puesto en marcha esta iniciativa de muestra del patrimonio cofrade que dará visibilidad a nuestra Semana Santa”.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se dirigió a los asistentes. 

El acto lo cerró el obispo de la Diócesis de Málaga, Jesús Catalá, quien agradeció a todos los cofrades el desarrollo de esta exposición: “Que se haya podido celebrar esta muestra es un regalo del Señor”. Del mismo modo, destacó que estos 100 años son fruto de una labor preexistente que las cofradías malagueñas desempeñan desde hace 400 años. Invitó a todos los asistentes a que vean esta exposición como un “itinerario espiritual”, desde la muerte hasta la Resurrección. En último lugar, expresó: “Este equipo hace religión, cultura, sociedad. Historia. Si no hubiera cofradías habría que inventarlas. Yo llegué aquí siendo cofrade pero vosotros me habéis ayudado a conocer mejor”.

El obispo de Málaga, Jesús Catalá, cerró el acto.
El director de la exposición, Miguel Ángel Blanco, explicó la muestra. 

Tras las intervenciones, fue el turno del director de la exposición, Miguel Ángel Blanco, quien ilustró y acompañó a los asistentes al acto por las diversas salas de la exposición.

Seguidamente, los hermanos mayores de las cofradías y hermandades agrupadas de Málaga, la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías, ex-presidentes y diversos invitados, acudían al Centro Cultural Fundación Unicaja para visitar la exposición de la que forman parte y que hoy ha abierto sus puertas al público desde las 10:30 horas.

“UN SIGLO DE ESPLENDOR”

Bajo el título de “Un siglo de esplendor”, se plantea una muestra cuyo discurso expositivo gira en torno a la puesta en valor y reconocimiento del patrimonio artístico que atesoran las Hermandades y Cofradías de la ciudad y que han sido desarrollados y creados en este último siglo al abrigo de la Agrupación de Cofradías.

Cartel de la exposición.

Más de ciento noventa piezas, donde todas las Cofradías y Hermandades de Málaga están representadas, componen “Un siglo de esplendor” que da comienzo con la visita al patio central del Palacio Episcopal en el que se dispone el “Jardín de la Pasión”, una representación de la botánica cofrade, fundamental en la caracterización de los cultos internos y externos de las Cofradías, donde se podrán observar todas las especies que componen el patrimonio floral y vegetal de nuestra Semana Santa con referencias a todas ellas y su significado.

La primera sala, “El triunfo de la muerte en cruz” está cargada de simbolismo alegórico y pretende, a través de elementos y piezas claves en el procesionismo malagueño, trasladar la representación de la muerte de Jesús en las diversas disciplinas artísticas. Destaca en esta sala, entre otras piezas, el Catafalco de la Hermandad del Sepulcro, diseñado por Moreno Carbonero y realizado en los talleres del Padre Félix Granda en Madrid, así como los cuatro Jinetes de la Apocalipsis, obra del escultor malagueño Ruiz Montes, que figuran en el trono del Santísimo Cristo de la Redención de la Archicofradía de los Dolores de San Juan.

La segunda sala “Templo itinerante”, muestra una selección de frontales de trono y sus piezas más relevantes en las diferentes disciplinas, destacando el frontal del de Nuestro Padre Jesús de la Humillación de la Hermandad de la Estrella o la peana de la Virgen del Amor Doloroso de la Hermandad de Pasión, obra de Cayetano González.
Sala “Templo itinerante”.

Bajo el título de “Insignias de fe”, se representa al inicio de la primera planta una selección de los hábitos nazarenos e insignias que, transmitiendo sensación de movimiento, encarnan la procesión de nazarenos, con hábitos de la singularidad del de la Hermandad de Viñeros o el guion de Coronación de la Virgen de la Soledad de la Congregación de Mena.

“Dios y hombre” es el titulo de la cuarta sala de “Un siglo de esplendor” que, a modo de pasarela, presenta las más singulares y valiosas túnicas bordadas en oro de los Cristos malagueños. Igualmente, se exhibe una selección destacada de atributos propios de las imágenes cristíferas, siendo éstas grandes obras de joyería y orfebrería. En esta sala se pueden contemplar obras históricas como la túnica bordada Nuestro Padre Jesús de la Puente del Cedrón de la Hermandad de la Paloma o las potencias en oro de Nuestro Padre Jesús Cautivo.

Imagen de la cuarta sala “Dios y hombre”.

Los grupos escultóricos son los protagonistas de la quinta sala que, bajo el título de “Cuerpo escénico” transita en torno las imágenes secundarias que dan vida a diferentes pasajes de la Pasión de Cristo en las procesiones malagueñas, con las obras de los artistas más representativos de los siglos veinte y veintiuno, destacando el grupo escultórico de Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio, obra del imaginero y escultor Juan Vega; o la icónica imagen del sayón popularmente conocido como “El Berruguita”, obra de Navas Parejo como reproducción de la desaparecida talla de Gutiérrez de León.

La sexta sala la componen la alta joyería y orfebrería como atributos de la Virgen. Coronas, diademas y halos de las dolorosas malagueñas se recogen en este espacio denominado “Signos de realeza”. La corona de oro de la Virgen de las Penas o el halo de coronación de la Soledad de Mena son alguna de las piezas destacadas de esta valiosísima sala.

Sala “Signos de Realeza”.

Y continuando con el arte, la muestra nos adentra en la “Apoteosis del bordado”. Un espacio doble donde, incluyendo la capilla del Palacio Episcopal, se muestran excepcionales obras del bordado en oro y seda, algunas catalogadas como bien de interés cultural; a través de mantos, palios y sayas entre las que destacan el manto de la Virgen de los Dolores de la Archicofradía de la Expiración o la saya bordada sobre tisú de plata de la Virgen de la Esperanza de la Archicofradía del Paso, obras del taller de Esperanza Elena Caro.

Sala “Apoteosis del bordado”.

Regresando a la planta baja, prosigue la exposición con “La otra pasión”, una sala dedicada a la provincia de Málaga donde se representan algunas de las piezas patrimoniales más notorias de las localidades malagueñas, destacando el manto bordado de la Virgen de los Dolores de Ronda, obra de Emilia Salvador Ibarra; la corona de Nuestra Señora de la Paz de Antequera o la túnica de Nuestro Padre Jesús el Pobre de Vélez Málaga.

La exposición concluye en la sala final que, bajo el título de “La vida eterna” nos devuelve, como al inicio, a un espacio alegórico donde triunfa la resurrección frente a la muerte inicial y al último sentido de la liberación y redención del género humano, donde aparece el Santísimo Cristo Resucitado de José Capuz sobre una peana alegórica, obra del artista José Martín España.

“Un siglo de esplendor” está coorganizada por la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga junto a su comisión del Centenario, así como con la Diócesis de Málaga y la Fundación Unicaja.

Esta exposición cuenta con la colaboración de Unicaja Banco, el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación provincial y la Junta de Andalucía.

La muestra bajo la dirección y museografía del responsable del área expositiva del Centenario, Miguel Ángel Blanco; la coordinación general del gestor cultural Gonzalo Otalecu, el asesoramiento artístico de Rafael de las Peñas y la gestión y conservación de Marina Riera.

La visita a la exposición podrá realizarse de martes a domingo de 10:30 a 20:00 horas desde el 8 de mayo hasta el 11 de julio.